Página oficial del Carnaval de Badajoz, Fiesta de interés turístico internacional

Vendaval

Año de fundación:

Ano de fundação:

Year of foundation:

1981

Estado actual:

Situação actual:

Current status:

En activo

Localidad:

Localização:

Location:

Badajoz

Componentes:

Componentes:

Components:

110

Palmarés:

Honras:

Honors:

Comparsas adultas:
1er Premio (5): 1982, 1984, 1985, 1990, 2002
2º Premio (5): 1981, 1983, 1986, 1987, 1988
3er Premio (1): 1993
5º Premio (3): 1997, 1999, 2000
Accésits (12): 1989, 1991, 1992, 1994, 1995, 1996, 1998, 2001, 2004, 2005, 2011, 2012

Comparsas infantiles:
3er Premio: 2002 y 2005
1er Accesit: 2003
2º Accesit: 2001

Comparsa más marchosa (1): 1992
Comparsa más vista (2): 2005 y 2015

Concurso de murgas:
1er Premio (2): 1981 y 1982
3er Premio (1): 1983″

2020

2019

La comparsa Vendaval, decana del carnaval de Badajoz, no está federada a ninguna organización.

– Breve resumen de la historia de la agrupación –

En el año 1981, comenzó de nuevo el carnaval en Badajoz, que, por el golpe de estado del 23F, fue pospuesto varias semanas. Un grupo de amigos, en su mayoría pertenecientes al grupo de Coros y Danzas de Badajoz, se fueron esa tarde a los locales de la Asociación y con la ropa que encontraron y les dejaron salieron a la calle disfrazados como pudieron (Caperucita Roja, payaso, torero con un traje de luces auténtico, dama…) En total unos 25 amigos vestidos de forma diferente. Al llegar a la Plaza de España, antiguo Campo de San Juan, que era el lugar de concentración, el Concejal preguntó por el nombre de la agrupación, y de forma improvisada dijeron “De todo un poco”. A partir de ese momento nació la comparsa.

El segundo año nos vestimos de “101 dálmatas”, había perros por todo Badajoz. Fue una novedad y la gente empezó a animarse y a salir en grupo en lugar de con trajes individuales. Se celebró en el Teatro Menacho.

En 1983, se elimina del calendario la festividad de San Isidro para incluir el martes de carnaval y alargar la fiesta. Nosotros nos vestimos de brasileños con “La movida carioca”. En esta edición se celebra el primer desfile similar a como lo conocemos ahora.

En 1984, el carnaval sigue evolucionando diferenciando entre murgas y comparsas (hasta este momento participábamos en ambos concursos) y algunos componentes deciden centrarse en las murgas naciendo “Adlibitum”.

En el carnaval de 1986 no hay acuerdo en cuanto al diseño del traje y la comparsa se viste de dos formas diferentes: bacantes y espantapájaros.

A pesar de que cambiábamos de nombre cada año, según el disfraz, no fue hasta 1987 en que salimos de abanicos y nos llamamos Vendaval por primera vez, dejando este nombre para denominar a la agrupación. En este año sacamos nuestros propios ritmos con instrumentos (dos bombos y una caja), siendo la primera comparsa en hacerlo, ya que antes se bailaba con la música que sonara en los altavoces.

En 1988 se producen discrepancias respecto al traje y un grupo de componentes decide formar otra comparsa pasando a llamarse “Los Desertores”.

Como suele pasar, tuvimos altibajos y precisamente en 1996 sufrimos la crisis de personal más importante de la comparsa, pues solamente nos vestimos 32, a pesar de que pertenecían a la comparsa unas 80 personas.

1997, participamos en el primer desfile de carnaval celebrado en Elvas.

En el año 2001 el número de niños de la comparsa es muy elevado (2/3 del total de componentes) y se decide salir en el desfile infantil, en el que se continua participando durante varios años, hasta que esos niños, inevitablemente, crecen.

El mayor número de vendavaleros en un desfile fue en 2007, con 233 en total.

En 2019 se produce un cambio importante al introducir un carro para la música, elemento al que nos habíamos resistido, pero, sabemos que en ocasiones hay que “renovarse o morir”. En este año se produce un cambio sustancial en la organización de la comparsa pasando la gestión a manos de los tradicionalmente llamados “gente joven”, que en la actualidad son la mayoría de la comparsa. En concreto, son algunos de esos niños, ya crecidos, que en su momento decidieron salir en el desfile infantil y sus hijos, por lo que el relevo generacional está asegurado

En el pasado carnaval del año 2020, en el que cumplimos 40 participaciones en el carnaval, duplicamos el número de miembros con respecto al año anterior.

Nuestra comparsa estuvo durante muchos años dentro de la Comisión del Carnaval del Ayuntamiento de Badajoz, participando como Jurado, como Secretario del Jurado etc. Actualmente no pertenecemos a ningún tipo de organización.

En la comparsa hay varios puntos importantes que mantenemos a pesar del paso del tiempo y de las generaciones, que son: asistir desde el pregón del carnaval a todas las actividades que se realicen en los 5 días en la ciudad, no anteponiendo otros carnavales al de Badajoz, incluida la entrega de premios (ya quedemos los primeros o los últimos); utilizar el traje completo todos los días, sin vestir otras prendas como sudaderas en sustitución del traje. Salimos todos los días y, en lo que respecta a las comparsas, queremos que el carnaval de Badajoz sea grande desde el viernes hasta el martes, no solo en el desfile.

Uno de nuestros objetivos ha sido siempre que el traje sea sencillo, fácil de llevar y económico (ya que tradicionalmente en la comparsa hay familias y estudiantes que de otra forma no podrían salir ). Esto significa que el carnaval para nosotros nunca ha sido, ni es, ganar premios, si no disfrutar al máximo de esos 5 días y los preparativos previos. De hecho, cuando hemos obtenido algún premio, lo hemos invertido en una celebración para con los componentes.

Lo que mejor caracteriza a Vendaval es que ha funcionado y funciona con un “desorden ordenado” en el que todos somos iguales y la opinión del más nuevo y el más veterano cuentan igual. Todas las decisiones se toman por votación, a lo que actualmente ayudan las aplicaciones informáticas.